Nunca hay un plan B

Nunca hay un plan B

Nunca hay un plan B
Rate this post


Y no me intentes convencer de lo contrario. El equipo A improvisaba, mcgyver improvisaba. Hasta Carlos Jean se come su plan B después del bocadillo porque sabe que no alimenta y después lo excreta con una violencia pasmosa porque dice que mejor fuera que dentro. Carlos, desde el cariño, fuera mejor, pero no fuera de la atmósfera que has desplazado este año el planeta 4 centímetros de su órbita. Después le echamos la culpa al ozono por el cambio climático y es que nos estás acercando al sol más rápido que la NASA. Si te conociesen te pedirían ayuda para llegar a marte en la mitad de tiempo. También tengo que decir que tienes un corazón del tamaño de tu cuerpo porque tus canciones me hacen sentir escalofríos y sentimiento.

No. El “Y si no ya vamos viendo” no es un plan B. Es un “y que me perdonen” o un “pfff melasuda ya” Pero no es un plan B. Reírte cuando te has caído en la calle no es un plan B, es un melasuda. Levantar la mano cuando te has tirado un pedo en el ascensor no es un plan B, es un y que me perdonen. Te lo echaste y punto.

Lo que sí existe es el “Y ahora qué” Ese es el verdadero plan B, que suele resumir el ensayo+error en una frase.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta