El vegetariano puede comer carne y sentirse bien por ello

El vegetariano puede comer carne y sentirse bien por ello

Este mensaje está destinado al vegetariano que no come carne para no hacer daño a otros animales. Busca la manera de hacer el bien sin dañar a otros seres vivos que son iguales que el hombre. ¿Qué es hacer el bien? Unos pensarán que hacer el bien es favorecer en todo lo posible a los demás. Algunos pensarán que el bien es hacer lo que en la vida se supone que debemos hacer, como una gota de agua que sigue el cauce del río. Para otros (la rae), el bien es lo que por sí mismo es lo más cercano a la perfección, o es objeto de la voluntad.

El vegetariano no quiere comer carne porque no quiere hacer el mal a otros seres. ¿Cuál es el cometido de esos seres? ¿Cuál es el nuestro?. Piensa en ti ya muerto. ¿A que ya no hay nada tan urgente? El mundo seguirá girando, los amigos que tenemos nos añorarán pero seguirán su vida, trabajarán, se casarán, tendrán hijos, harán su vida igual que si estuviéramos ahí. Eso nos lleva a pensar a qué venimos a la vida. No vamos a mejorar el mundo, pues el mundo gira sobre sí mismo, vamos a dejar nuestra huella, siempre pasajera y recordada por otros humanos, el resto de la naturaleza no nos echará de menos. Somos una gota de agua más, haciendo el bien y siguiendo el mismo camino por el cauce del río.

Nuestra carne, la carne de los animales, forma parte del maravilloso engranaje que conforma la vida y el agua que fluye por el río llega al mar que se evapora, que viaja hasta las montañas que vuelve a bajar por los ríos. No existe un fin en ese camino, y en la naturaleza, la muerte no es el fin del camino. Un ser vivo que existe hoy, vivirá su vida y después devolverá su gota de agua a la naturaleza de la forma que sea.

Si el ser humano tiene la capacidad de poder alimentarse de casi cualquier cosa, es el bien hacerlo. Es la voluntad de la naturaleza que usemos las herramientas que nos dio para equilibrar los recursos que existen, aunque ya sabemos la desproporción que nuestra evolución intelectual ha generado en esto, la esencia sigue siendo la misma.

¿Es el dolor el mal? El dolor forma parte de la vida, al igual que la muerte, y no es malo sentir dolor para provocar las reacciones que nos despierten los instintos más básicos para sobrevivir. Al fin y al cabo ¿Quiénes somos nosotros para decidir lo que está bien y lo que está mal?

A un paso muy lento, la naturaleza mejora y corrige las imperfecciones de su bien. Al guepardo le dio velocidad, pero esa gran ventaja le resta fuerza por lo que otros animales le roban las presas. Seguro que ni el guepardo está de acuerdo ni las hienas están lo suficientemente satisfechas, ¿Pero quienes son ellos para decidir lo que está bien y lo que está mal?

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta