Aikido es muy peligroso

Aikido es muy peligroso

 

Según la Wikipedia, el aikido es:

La característica fundamental del Aikido es la búsqueda de la neutralización del contrario en situaciones de conflicto, dando lugar a la derrota del adversario sin dañarlo, en lugar de simplemente destruirlo o humillarlo.

El que va de negro domina a la perfección el Aikido. También es conocedor del poder de sus manos y por eso lleva un trapo, para secar las lágrimas de la humillación de los ya maduros y también conscientes de su nivel ante el gurú de las artes marciales. El poder de su mirada, transportadora de los movimientos que haría rápidamente si el rival intentase el contacto, impacta más dolorosamente que una naranja en ese trapo mojado en la chepa del contrincante que prefiere humillarse como tal bardaje. Seducido por la victoria que supone una derrota a tiempo, se deja caer en el suelo sin darle la espalda al vejador del miedo, por si careciese de piedad y decidiera propinar un movimiento de su meñique para romperle la tibia y el peroné de una.

Cobra 80 euros la hora (75 a grupos). Trabaja menos que una prostituta, eso no se le puede negar, pero es que no se paga su esfuerzo físico si no el conocimiento. Su profesionalidad innegable, pues sabe combinar el color del pelo con el de la muerte espontánea, hace rentable las sesiones de croqueta que le inculta a sus discípulos que algún día sabrán lo que es llevarse una hostia fina si su hijo se mete en una pelea en un bar.

Soy su fan. Siempre tuyo, abiertamente.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta